Historia | Grupo Scout X El Pilar
513
page-template-default,page,page-id-513,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

Historia

X años caminando dan para ver y contar muchas cosas… Aquí te contamos nuestra historia, de la que todos los que hemos estado relacionados con este grupo formamos parte. Hace X años, en la mente de dos marianistas comenzó a dar sus primeros pasos esta criatura que hoy en día no se cansa de caminar. Y junto a ti el camino seguiré, mis huellas te guiarán. Sigue luchando por siempre. Siempre Listo hasta el final.

Los primeros pasos: Década de los 60.

Con el comienzo del curso del año 1960, nace, en la mente de dos profesores marianistas del Colegio del Pilar, la idea de organizar un grupo juvenil. Justo a finales de año, la Delegación Diocesana de Escultismo de Valencia entabla conversaciones con la dirección del Colegio. Su objetivo, la formación de un grupo scout. La idea es recogida con entusiasmo por estos dos profesores: D. Teodoro Villareal, sm. y D. Santiago Betolaza, sm. Estos dos marianistas, ayudados por algún alumno de 5º de Bachillerato realizan en las fiestas de Fallas de 1961 la primera excursión a Santo Espíritu, fecha que debe marcarse como la de la primera actividad planeada que realiza el grupo scout. El grupo, siguiendo el estricto orden de nacimiento de la Delegación Diocesana, se llamará XII, y su pañoleta será amarilla con ribete rojo. Dado que era época de fundar grupos scouts, inicialmente, recibe el número XII, pero debido a que los grupos scouts anteriores no cuajan, acaba ese mismo año recibiendo el número X, o lo que es lo mismo, Décimo, nombre que perdura hasta la actualidad.

En ese año 61, el grupo apenas lo forman una decena de muchachos de 2º y 3º de bachillerato, el curso propio de los 13 y 14 años, y es en Pascua cuando se realizan las primeras promesas: Cadenas, Soler, Burriel y Moure serán los comprometidos. Ese mismo verano se realiza en Mora de Rubielos el primer campamento. Serían 15 maravillosos días llenos de juegos y aventuras.

En los dos años siguientes, el grupo va consolidándose lentamente. Los campamentos se celebran en el Embalse de la Peña y en Eriste, teniéndose que conformar con llegar al pueblo de Benasque a pie, debido a la intransitable carretera. En 1964, el Escultismo en Valencia está en pleno auge y, siendo Vicente Tarazona el Delegado Diocesano, se realiza en Titaguas un campamento conjunto de todos los grupos scouts. Para ese campamento el ejército prestó material de tiendas de acampada y de cocinas e incluso transportó a los muchachos en camiones militares hasta la zona. Eso fue debido a la gran colaboración que hubo con el Sr. Caruana, padre de scouts y alto responsable de la Región Militar. Para tal campamento, el Padre Federico del Valle sm compuso la célebre canción entre los movimientos juveniles valencianos “Campamento de Titaguas”. Por aquellas fechas pasaron por el grupo muchachos de la talla de Jaime Siles, Diego Sevilla, Jorge Feo, Aurelio Rincón de Arellano,…

Justo en 1964 D. Teodoro y D. Santiago dejan Valencia y el grupo scout pasa por momentos delicados. Ellos fueron los entusiastas iniciadores y tras su marcha no hay ningún marianista que recoja la llama del escultismo. Ninguno se responsabiliza directamente del grupo, e incluso los jóvenes más preparados como Javier Sapiña o Agustín o son requeridos para el centro excursionista del colegio o para animar el viaje de fin de bachiller. Es el verano de 1965 el único en estos cuarenta años que no se realizará campamento scout en verano.

Pese a no estar muy activos, ese mismo año de 1965, a instancias de la Delegación Diocesana, a través del grupo de scouters de lobatos llamado la Flor Roja, se pone en marcha la manada de lobatos. En el mes de marzo Juan Pedro Hijarrubia comienza el arduo trabajo de convencer a niños de 10 y 11 años que quieran entrar en un grupo scout. Justo antes de verano consigue tener más de quince lobatos.

Será el año 1966 uno de los años claves en la historia del grupo X. Es un año de inflexión, un año que sienta las bases para el crecimiento futuro del grupo scout. Ha llegado a Valencia, desde el País Vasco, Enrique Zudaire sm. Llega como marianista al colegio pero pronto toma las riendas del grupo scout. Su primera decisión es incorporar a la mujer al equipo de animadores: Clara Ferrando, Carmen Amorós, Mari Carmen Rubio, Elena Madroñal y Vicenta Fabra se responsabilizan, en ese y sucesivos años, de la manada. A partir de esa época, realizarán sus propios campamentos de verano en Javea, lugar donde una de las animadoras posee una casa de campo. Aquella casa y su balsa de agua será la segunda casa de los lobatos hasta 1970.

La segunda decisión de Enrique Zudaire fue dividir a la tropa en tres patrullas, de manera que cada una tuviera una identidad muy fuerte; sus nombres fueron: Brownsea, Guy de Larigaudie e Impeesa, con scouters como Miguel Company sm, Miguel Gonzalo sm y Lorenzo Arias-Camisón sm, y como ayudantes de patrulla Diego Sevilla, Juan Luis Villalva y Rafa Mena. Incluso alguna patrulla llegó a crear su propia pañoleta.

La tercera e importante decisión era dotar de medios al grupo. En aquellos tiempos las organizaciones juveniles debían pertenecer a la O.J.E. y el movimiento scout se movía extraoficialmente y en los límites de la legalidad. Aunque no hubo persecución, eran tiempos de existencia cautelosa y silenciosa; nunca se escribían circulares a los padres, ni había papeles ni documentos. En palabras de D. Teodoro: “éramos la cuadrilla guerrillera”. El Kraal del 66 es el consigue unos locales estables para el grupo, en un principio el garaje de las bicicletas; es el Kraal del 66 quien reúne a los padres para presentar la línea educativa del escultismo, es quien realiza una encuesta entre los padres para adquirir material de acampada,… El grupo en estos años una magnífica etapa, cuenta con cerca de 60 chavales y durante el curso realizan actividades importantes: campañas del Domund, de recogida de papel, de limpieza de fachadas de los cuarteles, cursos de alpinismo y de piragüismo. Los campamentos se suceden Benasque 66, Uña 67; Gúdar 68, Formentera 69. Son momentos de una profunda preocupación pedagógica. El modelo inglés con una tropa desde los 13 hasta los 17 años empieza a chirriar. La Delegación Diocesana está muy preocupada por mantenerse en la vanguardia educativa y asiste en París a la presentación del método pionero. En esa expedición se presenta el método proyecto y el nacimiento de la rama pionera. En 1967, en una acampada en Segart, se produce el nacimiento de la rama pionera para el escultismo valenciano. El grupo X acoge inmediatamente la propuesta. El símbolo de los pioneros será la camisa roja, que en aquellos momentos dará mucho que hablar. Un hombre excepcional se hará cargo de la nueva rama de pioneros: Rafa Mena sm. Chavales como Juan Puig, Pepe Costa, Juan Bello, Juan Manuel Molina, Pipo Solá,… formaron aquella rama, su local de pioneros: un altillo de la tienda de Deportes Puig que era a la vez lugar de reunión y cubil de aventuras. Las actividades de los pioneros también son imborrables: una subida al Aneto, una marcha por parejas a Lourdes,…

Otra figura a destacar de esos años será la del Padre Ivancos pues colabora muy estrechamente con el grupo X. El Padre Ivancos ha sido el cura del Hospital provincial durante más de treinta años y ya por los años 50 había subido al Mont Blanc. Era un enamorado del escultismo como movimiento educacional de valores cívicos y espirituales.

Antes de finalizar los años 60 el grupo tiene una salud de hierro. Cuenta casi con 100 miembros y en vías de creación de la rama Ruta, la rama de los scouts entre los 17 y 20 años. Enrique Zudaire deja el grupo después de cuatro años de jefatura. Es Rafa Mena el siguiente jefe de grupo que deja en el año 70 un grupo fuerte, estable y sano. Esta situación será la mejor garantía para hacer frente a los dificilísimos tiempos que se avecinan: “los turbulentos años 70″.

Crecemos: Década de los 70.

No puede ser casualidad que llegue a Valencia en 1969 y se encargue del grupo en 1970, con apenas dieciocho años de edad, un joven marianista vasco de especial carisma y de gran recuerdo para todos los miembros del grupo: Emilio Cárdenas sm. Sus siete años de jefatura, ayudado primero por Javier Ayestarán y después por Chema Galagorri sm, permite darle al grupo una unidad y una continuidad extraordinaria mientras se van deshaciendo la mayoría de los grupos scouts católicos de la diócesis. Crisis que llevaría a quedar únicamente siete grupos scouts en toda la provincia en 1978.

El inherente aspecto social del movimiento se hace sentir de manera extrema en esta década, tomando parte decidida en la lucha contra el franquismo. Sin embargo, son años de difícil convivencia en el seno del equipo de animadores. Los Kraales estaban formados por jóvenes universitarios de poco más de veinte años, y son unos equipos de animadores en los que cada uno tiene una visión sobre la lucha contra la dictadura y sobre todo sobre su concreción. En esta época se implanta un estrilo de scultismo del que veinticinco años después aún se advierten signos. Afloran las melenas, se apuesta por la animación global y los disfraces, se desprestigia el uso del uniforme y se huye de todo signo externo, únicamente la pañoleta es usada y sólo en los actos más importantes. Se crea una cultura de asamblea en a que todo ha de ser debatido y sujeto a revisión, el jefe de grupo pierde casi todo el poder para tomar decisiones. Las misas son participativas. Aparecen las canciones protesta y las guitarras en las veladas de los campamentos: desde entonces canciones de Llach, Víctor Jara, Labordeta y otros cantautores forman parte del repertorio musical del grupo. También las danzas se incorporan como elemento pedagógico. Por otra parte se toman actitudes decididas en las manifestaciones y algunos animadores se dejan el grupo; al fin, teniendo en cuenta lo difícil que era saber si los pies estaban dentro o fuera del tiesto del escultismo, el grupo X scout continuó su labor entre ilusiones y tensiones. Aún así siguen aconteciéndose hitos: en 1975 el grupo se hace mixto y acoge a niñas en la edad de lobatos eliminando a su vez la falda del uniforme femenino y de paso se simplifica éste a una camisa y a unos pantalones de pana azules o marrones, según la edad de lobatos o rangers respectivamente y se abandona por completo el uso de las boinas negros de los pioneros.

En 1973 se arraigará otra costumbre que ya había sido llevada a cabo anteriormente en el año 67 de forma esporádica: el Campamento de Navidad. Del día 26 al 30 de Diciembre, el grupo X vive en el pueblo de Gúdar, en casa de unos familiares de un animador (con nevazos y fríos de 20 bajo cero), a lo largo de cuatro años, un campamento que tiene un algo especial. Todo el grupo, desde los nueve hasta los treinta años, conviven dentro de una casa cuatro días de celebración, fiesta y vivencias entrañables. Desde este año de 1973 el Campamento de celebra ininterrumpidamente a excepción del año 1985 y del año 1998, en el cual se celebra en el Puente de la Inmaculada y de la Constitución, debiéndose en ambos casos a la celebración de las Olimpiadas Marianistas en Valencia. Bocairente, S. Juan de Penyagolosa, La Iglesuela del Cid, Alcoy, Chelva, Navalón, Javalambre, Valacloche, Requena, Ador, Encebras, Cedrillas, Benagéber…son algunos de los gélidos sitios elegidos. Únicamente desde ese año se celebró en una ocasión el Campamento de Navidad por ramas, en el año 1983.
En 1977, Emilio Cárdenas deja Valencia para hacerse sacerdote y se hace cargo del grupo transitoriamente Javier Pérez Valencia sm. Por estas fechas un miembro del grupo scout, Rafa Mena es el nuevo Delegado Diocesano. Será 1978 cuando entra otra persona especialmente querida, Mariano Zuazo, quien inicia su servicio en el grupo con un gran dinamismo. El grupo scout X es un auténtico referente del escultismo católico en la diócesis de Valencia de tal manera que en el curso 81-82 Mariano es el Delegado Diocesano de la Dióceis de Valencia. En su equipo figuran una gran cantidad de miembros del grupo X como Toni Martínez o Félix Erdocia, sm. En su breve mandato inicia conversaciones para establecer una Interdiocesana con los Scouts católicos de Castellón y se llega a crear el Moviment Escolta del País Valencia, ilusión que no llegará a cuajar.

Década de los 80: Se forman nuevos grupos scout de la mano del Décimo.

Por esas fechas el grupo se acerca a los 150 miembros contando animadores, y el trabajo de coordinación y sobre todo de animación es muy intenso. A partir de los años 80 se crea un nuevo marco de las asociaciones juveniles, los animadores scouts siguen luchando por mantener la llama del compromiso activo con la sociedad valenciana, se participa en la Delegación, en la formación de scouters, incluso se colabora, en elgunos casos de manera decisiva en la creación de nuevos grupos scouts como el Altair, el Iter y el Alimara. Personas de la capacidad de Nacho Urios, Jose María Güerlich, montse León, Sento Baeza y otros animadores tuvieron gran culpa de estas aventuras. Un antiguo scout de este grupo, Juan Luis Villalva, funda el grupo scout Pau.

Pese a los rápidos cambios en la Jefatura de Grupo como los de Joserra Altuna sm o José Antonio Casorrán la línea del grupo continúa estable. También conviene recordar que unos años antes empieza a colaborar en los Campamentos otra persona excepcional, nuestro grandísimo cocinero Chimo, responsable de dar de comer a más de ciento cincuenta fieras y además por muy poco dinero. Se inicia la alternancia de campamentos de grupo con los campamentos por ramas: Vinuesa 80, Gúdar 82, Cazorla 84 (con más de 40º de temperatura diaria), Salardú 86. En 1985 los rutas suben al Monte Perdido y en el 88 al Posets. El grupo scout parece vivir años estupendos. En 1985 entran en la Delegación Diocesana treinta y tantos grupos scouts procedentes de Scouts de España. Serán personas del grupo X las que entran a responsabilizarse tanto de la animación pedagógica de las ramas como de la formación de los nuevos animadores: Nacho Cabrera, Belén Miquel y Pepa Ramón en lobatos, Javier Palao en rangers, Mari Carmen Palop y Manolo Díez en pioneros. La colaboración del grupo es muy notable con el objetivo de mantener el estilo ideológico del escultismo católico. En el año 1986 más de 140 chavales y casi 20 animadores celebran en Salardú el 25º Aniversario.

Sin embargo, las sombras acechan. En Septiembre de ese mismo año para preparar el curso siguiente continuarán en el grupo únicamente ¡¡6 animadores!! En una histórica reunión en los tresillos del recibidor del colegio se elige a Samuel Forcada sm como Jefe de Grupo. Como de costumbre, cuando pintan nubarrones en el grupo, aparece un marianista que despeja estas dudas. La tarea más urgente es conseguir un equipo de jefes suficiente para llevar a 140 scouts. Entre varios rutas que terminaban su etapa, las fraternidades marianistas y amigos personales se consigue, no sin dificultad, mantener las unidades. Además se sacará adelante todo un gran número de proyectos: un proyecto educativo de grupo, unos estatutos internos y la formación de un auténtico Comité de Padres al que por primera vez se le confían tareas importantes como la tesorería y al gestión de áreas técnicas. También se reforma el nombre del grupo para dejarlo como “Grupo Scout X-El Pilar”.

En 1988, y con el grupo renovado, un laico se responsabilizará por primera vez de la Jefatura de Grupo. Será inicialmente Manolo Díez quien co-dirigirá el grupo durante un año junto a Javier Coca sm. Así, en 1989, será Mari Carmen Palop quien se responsabilizará del grupo íntegramente. Uno de los éxitos fundamentales de Mari Carmen es conseguir un equipo de animadores muy unido y plenamente coherente. De esta manera se inicia otra etapa de relanzamiento del grupo.

Década de los 90: El Grupo se consolida.

En 1990, el Grupo X gana el Festival de la Canción para crear el himno de la Delegación con el tema :”Hi ha un foc morint”.En 1991 el grupo cuenta con 185 miembros, siendo al más numeroso del MEV. Es a Mari Carmen Palop a quien le toca celebrar el 30º Aniversario del grupo, y además embarazada de siete meses. El grupo cuenta con más de veinte animadores y continúa preparando sus actividades y campamentos de manera ininterrumpida.

Campamento de Lage en el 90, Selva de Oza en el 92 y Triollo en el 94 son algunos ejemplos de los campamentos. En estos años se apoya fuertemente la creación del grupo Verd i Vida, en el Barrio de la Coma. En 1993 el grupo alcanza los doscientos miembros, Miguel Angel Jiménez sm es el nuevo Jefe de Grupo, el trabajo de coordinación y preparación del grupo empieza a ser desbordante pero no por ello se deja de trabajar. En 1994, el grupo recibe el 2º premio del festival de la Canción con el tema “Sólo puedes soñar” y en 1995 los pioneros del grupo asisten por primera vez a un Jamboree internacional que se celebra en Holanda. La satisfacción que produce ver scouts de todas las razas conviviendo y trabajando juntos es impresionante.

En Octubre de 1995, Iván Broseta es el nuevo jefe de Grupo y aquien le correponde celebrar el 35º aniversario del grupo. Ese mismo año, otra persona del grupo, Quique Rodríguez, está en la Presidencia del M.E.V. y en su equipo hay varios miembros del grupo con responsabilidades muy grandes: Begoña Ballesteros es la Responsable General de Animación, Iván es el Responsable del área de Medio Ambiente, Cristina Alcalá es la Responsable de Animación de la Rama Ruta y además otras personas colaboran en los equipos de Formación, como María Chova. Tres miembros del grupo son los encargados por el MEV de presentar ante la Asamblea la redacción definitiva de la Carta del Animador del Moviment Escolta de Valencia.

Los campamentos de Navidad (Alcoi’95; Encebras’96 y Bocairente’97), se suceden ininterrumpidamente hasta la Navidad del año 1998, en la que las Olimpiadas Marianistas se celebran en Valencia. La participación del Grupo Scout en la organización de la misma es fundamental para el éxito; el reconocimiento del Colegio hacia el grupo se hace más patente, si cabe. Ese año, celebramos el Campamento de Navidad en el Puente de la Constitución y de la Inmaculada, tiene lugar en Cedrillas y ¡¡está nevado todos los días!! Lo mismo ocurre con los campamentos de Verano, aunque los cambios de Kraal y algún imprevisto nos llevan a celebrar tres campamentos de Grupo seguidos (Pineta’96, Hecho’97 y Vinuesa’98), recuperando la tradición de la alternancia en 1999, año en el que el grupo, representado por su rama de pioneros, celebra su segundo campamento de escultismo internacional en Kandersteg, Suiza.

No hay que olvidar que en 1997 nace la Federació d’Escoltisme Valencià, la FEV, asociación autonómica del escultismo que nos acercará y unirá más a nuestros hermanos scouts de Castellón y Alicante.

El grupo continúa participando de la vida asociativa (en el Equipo de Animación de Rutas están Iván y Jesús Rodríguez) y en los Festivales de la Canción, consiguiendo en 1998 un tercer premio con la canción: “Ès difícil ser scout?”

Nueva década, nuevo siglo, nuevo milenio.

De esta manera, llegamos a la última etapa, por el momento, de la andadura de este grupo, cuando en Octubre de 1999 la Jefatura de Grupo es asumida por Guillermo Duyos. Ante el reto de modernizar el grupo y adaptarlo al “efecto 2000″ una de las primeras decisiones que se toman es la de modificar el Logo. El equipo de animadores, ante las bajas de algunos scouters es muy joven, pero con trabajo e ilusión, se acaba ¡y con nota! el curso. Ese mismo año, nace la Comarca de Valencia, demarcación territorial del MEV. Nuestro apoyo es importante, tanto que desde el Grupo se asumen cargos comarcales, tales como el de Coordinador del Colegio de Rama de Lobatos, en la persona de Vicente Benavent, y se respalda firmemente.

En estos años, antiguos rutas que pasaron a ser educadores en otros grupos, asumen los cargos de Jefe de Grupo en sus respectivos destinos: Luis de Mazarredo en el Iter; Paco Baselga y Diego Mestre en el Verd i Vida,…
Son años en los que el grupo supera nuevamente los 150 chavales y vuelve a estar muy presente en el organigrama del MEV: Diego Mestre, Marta López y Susana Espada forman parte del Equipo de Formación de Pioneros, Carlos Guinot del de Rangers, David Mocholí del Equipo de Animación de Pioneros, Guillermo Duyos y Luis de Mazarredo del Equipo General,…

Todo esto demuestra que el Grupo Scout X-El Pilar sigue dando muestras de buena salud. La celebración de su 40º Aniversario, siendo el segundo de mayor antigüedad de entre todos los grupos scouts de Valencia sirve como punto de reflexión de la tarea que realiza en el colegio del Pilar y en la sociedad valenciana. Sus animadores siguen apostando decididamente por aquellos sueños que hace cuarenta años impulsaron el nacimiento del grupo, y trabajan esperanzados en la educación de niños y jóvenes constructores de una sociedad más justa. El Grupo Scout X-El Pilar, en el año 2001, sigue soñando con hacer realidad las palabras del fundador de los scouts: “Tratad de dejar este mundo en mejores condiciones de cómo lo encontrasteis”. Estas palabras siguen siendo el objeto de nuestros mayores empeños y mejores ilusiones.

Del 45 al…49

Los campamentos se siguen sucediendo ininterrumpidamente: Benagéber y Ador en Navidad; Gredos o Áreu en verano en el año 2001 en el que celebramos con plena salud el 40º Aniversario. Ese mismo año también nuestro Grupo se encarga de organizar y coordinar el Jamborette Marianista en Hecho al que asistieron los pioneros de siete grupos scouts de la Provincia Marianista de Zaragoza).

Como hemos dicho, y durante la Ronda Solar 2000-2001 el Grupo celebra el 40º aniversario con diferentes actos conmemorativos: para los alumnos del Colegio (el día 10 de Marzo), para los antiguos animadores (el día 19 de Mayo, donde se estrenó un documental sobre estos 40 años de historia), con los padres (el 16 de Junio) y con los Scouts actuales (el 25 de Julio, en las tierras leridanas de Áreu, en Plà de Boet, campamento éste a 1.900 metros de altitud y que nos trajo la nieve la madrugada del 19 de julio cubriendo todas las tiendas y la campa de blanco e impidiendo a los lobatos llegar el primer día!!). Además, cabe destacar que ganamos el Primer Premio del Festival de la Canción Scout del 2001, que se celebró en Valencia, en el Barrio de la Amistad y que organizó el grupo scout Kiomara, con la canción “Al Irme”, dedicada, precisamente, a todas aquellas personas que dedicaron “al menos” un minuto de su tiempo a este grupo.

…Y precisamente con esa misma canción, y al final de la Ronda 2000-2001, despedimos a una serie de personas que marcaron una época primero como Scouts, y más tarde como Scouters ya en el Kraal: David Mocholí, Pablo Noguera, Vanesa Calabuig, Carlos Guinot y Sonsoles Mompó, dejaron el Grupo para empezar esa otra Aventura, que es la vida.

Comenzó el curso scout 2001-2002 con aires renovados, ilusión y nuevas incorporaciones como las de María Casas, Jorge Martí, Javier Mestre, María Jovaní y Paula Alonso (proveniente del G.S.Azagaya). El Rebollar en Navidad y Orea – Guadalajara (Lobatos y Rangers), Serrate – Huesca (Pioneros) y el ya clásico Ohanes – Almería (Ruta) cierran los campamentos del año 2002; año en el que el Grupo ganó por segunda vez consecutiva el Primer Premio del Festival de la Canción Scout con la canción “Al Mar” dedicada a uno de nuestros elementos naturales identificadores, tanto social como cultural, “el mar”, y celebrado en Tavernes de la Valldigna. Concluida la Ronda nos dejarán definitivamente otras tres “piezas clave” del Kraal, por todo lo bueno que aportaron a la labor educativa realizada desde el X-El Pilar: Gracia de Mazarredo, Pilar Rivas y Carmen Castro.

Al finalizar el curso scout del año 2002 se produce un nuevo cambio en la Jefatura de Grupo encargándose desde ese momento Vicente Benavent, y que cogerá el relevo a Guillermo Duyos que dejará la jefatura y al Grupo, en un escalafón difícil de superar. Ese mismo Octubre comienza la Ronda con “nuevos nombres” en el Kraal: Ita Vila, Jaime Pérez, Marta Vila, Alex Benavent, Juan Tarín, Ana Ample, Amelia Ballester y Pascual Pérez llevan “savia nueva” a cada una de las Ramas… Una Ronda, de la que destacamos principalmente ese inolvidable día de grupo en Las Moratillas (Buñol), donde más de 200 personas entre Scouts, Kraal, antiguos, padres/madres y hermanos pudieron disfrutar de “un rally” en familia y de un exquisito “Arroç amb fessols i nabs”. También volvimos a obtener premio en Festival de la Canción celebrado en la ciudad de Alcoi, la canción que fue la empresa de los Pioneros durante el primer trimestre de la Ronda “Tiempo para soñar” logró una meritoria y digna Tercera Posición en el Festival. A finales de Marzo de 2003, el Grupo/Kraal y en apenas 48 horas (y con el aliciente de la lluvia), logrará pintar toda “la valla Este” del Colegio del Pilar con un diseño innovador y colorista que esperemos perdure por muchos años…

Los Campamentos de esa Ronda, nos llevarán hasta Casillas de Ranera (Cuenca) en el mes de Enero, y hasta (y por primera vez en el Grupo, en lo que se refiere a Campamentos de Verano)… La Rioja, en donde en “el bello” Valgañón (Sierra de la Demanda) pudimos asentar nuestro “campamento base” para las cuatro Ramas; además y en el Campamento de Verano se añadió a los ya miembros fijos del Equipo de Cocina (Carlos Muñoz, Germán Martín, Silvia Bañares, Isabel Vázquez, José Miguel Pérez)… un Jorge Correa, que cual “Ferran Adriá” innovará e impondrá una nueva forma de “cocinar para más de 100”… su “deconstrucción fragmentada de puré de patata” es ya un referente entre todos los cocineros y meitres de las Agrupaciones Juveniles.

Llegados a éste punto, y concluida la Ronda 2002-2003 nos dejarán otros tres baluartes del Grupo Scout X-El Pilar: Sita Tarín, Álvaro Plaza y Guillermo Duyos, definitivamente y tras “nosecuantos” años de “escultismo activo” deciden dejar el Grupo, saldrán y como no por la puerta grande.

Son tiempos complicados para el X-El Pilar, el número de Scouters es reducido para la gran cantidad de Scouts (más de 140)… no obstante, no se decae en ánimos y se intenta seguir haciendo Escultismo “de calidad”, apostando claramente y desde el comienzo del año por las Ramas “mayores”. Ésta última circunstancia dará sus frutos, ya que al terminar la Ronda 2002-03 hay una muy buena generación de Rutas (Alicia López, Samira Saleh, Inés Monfot, Quisco Montagud, Juan Antonio López y Elisa Adell) que “casi” en bloque asumen el reto de entrar a formar parte del Kraal. Además y desde el Grupo se decide continuar apoyando la Comarca de Valencia Norte, de la que nuestra Scouter, Paula Alonso pasará ha ser principal Coordinadora.

Campamento de Navidad en Villar del Arzobispo… Día de Grupo en Portaceli, y en donde el Boureau Mundial (máxima cúpula directiva de Escultismo Mundial) llegó hasta Valencia para certificar que en el X-El Pilar “éramos más que un Grupo Scout” (más de 230 personas, 12 fideguas, 15 garrafas de cinco litros de caldo de pescado y un sinfín de anécdotas para un día inolvidable)… En verano, los Lobatos y Rangers viajan a Cabreras del Pinar (Soria), los Pioneros se recorren todo el GR11 “Navarro” para llegar de Isaba hasta la bella San Sebastián… y además la Ruta, se irá de campo de trabajo a Tricastela (Lugo) para llegar más tarde y por el Camino hasta Santiago de Compostela. Al final de la Ronda, dejará también el Grupo otra Scouter que marcó época… y que curó más de una herida: Cuca Hidalgo.

Con todo ello llegamos a la Ronda 2004-05, un año de muchos cambios… empezando por el de las personas, nos dejarán: Paloma Montero, Cuca Hidalgo, Paula Alonso y Elisa Rubio… pero llegarán toda esa nueva generación proveniente de la Ruta y ya comentada anteriormente; se reincorporarán también dos jóvenes y viejos conocidos del Grupo: Picus de Mazarredo y Adrián Martín. Además se volverá a producir un cambio en la Jefatura, pues Salva Rivas y por un año, cogerá el relevo que deja Vicente Benavent.

Probablemente pudimos disfrutar, y durante ésta Ronda, del Campamento de Navidad “más frío” que se recuerda desde Iglesuelas (allá en los años 80)… volvimos a una Casillas de Ranera (Cuenca) que nos recibió con nieve y unos cuantos grados de menos (menos un grado bajo cero, claro está). En Albaida, pudimos disfrutar de un Día de Grupo muy musical… y del que siempre recordaremos ese magnifico “gazpacho manchego” que Toni Martínez, Concha Pérez, Marta Graullera y Belén Miquel (ahora ya desde el Comité de Grupo y como padres/madres de Scouts) elaboraron para todo el personal.

El Campamento de Verano de esa Ronda y para todas las Ramas, nos llevará hasta Broto (Huesca)… aunque la Ruta, y “con unos cuantos trapos, guitarras y tambores” llegará más tarde tras pasar unos días de intenso trabajo y servicio con Los Traperos de Emaüs en Lescar (Pou, Francia). El Monte Perdido volverá a ser “coronado” por el X-El Pilar de Valencia (los Pioneros lo harán un 19 de Julio a las 11´30 de la mañana… y la Ruta, un 27 de Julio a las 9´30 horas de la mañana y con una niebla y frío que casi les impiden hacer cima). Al final del Campamento “dirán adiós” al Grupo otros cuantos de “los de siempre”: Pascual Pérez, Jorge Martín y los hermanos Benavent Miralles (Alex y Vicente).

Y llegamos al final del camino ó tal vez mejor decir al comienzo de uno nuevo… Jaime Pérez es el nuevo Jefe de Grupo; él será quién tendrá la magnifica oportunidad de liderar a un nuevo, renovado e ilusionado Kraal que para ésta Ronda coordinará todas las celebraciones correspondientes al 45 Aniversario del Grupo Scout X-El Pilar: “el mejor Grupo Scout del Mundo mundial”. Los 145 scouts y los 20 animadores celebraremos, junto a todos los que de alguna forma han formado parte de ésta gran “familia”, que nuestro Grupo Scout continúa en la misma buena línea que desde sus comienzos allá a comienzos de la década de los sesenta del siglo pasado… sus fundadores lograron trazar.

El Grupo Scout X-El Pilar sigue dando muestras de buena salud. La celebración de su 45º Aniversario, siendo el segundo de mayor antigüedad de entre todos los Grupos Scout de Valencia sirve como punto de reflexión de la tarea educativa que viene realizando en el Colegio del Pilar (Marianistas) y en la sociedad valenciana. Sus animadores continúan apostando decididamente por aquellos sueños que hace cuarenta y cinco años impulsaron el nacimiento del Grupo, y trabajan esperanzados en la educación de niños y jóvenes constructores de una sociedad más justa. El Grupo Scout X-El Pilar, en el año 2006, sigue soñando con hacer realidad las palabras del fundador del Movimiento Scout Mundial, Baden Powell: “Tratad de dejar este mundo en mejores condiciones de cómo lo encontrasteis”. Estas palabras han sido, son y serán el objeto de nuestros mayores empeños y mejores ilusiones.

¡¡SIEMPRE LISTOS!!

FALTA PONER CUADRO CAMPAMENTOS NAVIDAD Y VERANO